Los Guardavidas y el SIDA

Publicada: 1/11/2011 -- visitas: 757

El trabajo que realiza el guardavidas lo expone a varias vías de contagio de este terrible mal.

Liston_solidaridad_vih-sida.jpg

Los Guardavidas y el SIDA

 

El trabajo que realiza el guardavidas lo expone a varias vías de contagio de este terrible mal.  Debemos comenzar aclarando cuales son las formas de contagio: esto es simple si se piensa que el virus se encuentra en los fluídos corporales (sangre, semen, secreciones vaginales), aclaremos que la saliva y el sudor no poseen capacidad infectante, de esto se desprende que las vías de contagio son: a través de la actividad sexual, la drogadicción y las prácticas médicas que involucren la utilización de fluidos corporales no testeados.

Examinando en detalle la práctica del guardavidas podemos deducir que conforma un verdadero grupo de riesgo debido a las siguientes razones:

- El contacto con heridas sangrantes es frecuente en el ámbito de las playas (botellas rotas, latas, caracoles, anzuelo, etc.). Cabe aclarar que lamentablemente ya han nacido los hijos del S.I.D.A. que podían ser cualquiera de los niños que encontramos jugando, corriendo, cayéndose y lastimándose a nuestro lado.  El modo de prevenir el contagio del S.I.D.A. a través de las heridas, cuando brinden un primer auxilio es la utilización obligatoria de los guantes de látex, de ser posible esterilizados, ya que lo importante es evitar el contacto directo con la sangre de la víctima.  No hay excusa para la no utilización de los mismos debido a que su costo es ínfimo y siempre hay lugar en el bolso para un par de guantes.

- La práctica del boca a boca no implica riesgos, siempre y cuando no haya lesiones sangrantes en la boca de la víctima, debido a que la saliva no es una vía de contagio.  Para evitar que esta práctica se convierta en una posible forma de transmisión del virus, es indispensable que los guardavidas estén actualizados y correctamente entrenados, para que en el estresante momento de una resucitación no provoquen lesiones, removiendo innecesariamente una prótesis dental o cortando los labios de la víctima golpeándolos con los propios dientes.  A su vez, como otro medio de prevención, existen mascarillas especiales con sistema valvular para realizar respiración artificial.  En caso de adquirirla, deben constatar que posean dicha válvula, de lo contrario no son efectivas para prevenir el contagio.

- Los elementos cortantes y/o punzantes de uso personal (máquinas de afeitar, agujas, jeringas, etc.) siempre deben se descartables y de estricto uso individual y nunca compartido.

- Por último, creo yo, la situación de mayor riesgo para esta profesión, es la actividad sexual.  Lo voy a hacer simple; lo único que no contagia es el beso en la boca, todas las demás prácticas sexuales son consideradas una forma de contagio, y muy peligrosas.  Por o tanto existen tres formas de prevenirlas:

l.     Abstinencia sexual.

2.    Relaciones sexuales con una pareja estable y médicamente comprobado su estado de no infección.

3.    Uso de preservativos tanto masculino como femenino, en toda relación sexual ocasional o con una pareja estable infectada, o no comprobado aun su estado de no infección.

 

Queda en cada uno de nosotros optar por el camino  que consideremos apropiado según nuestro modo de vida.  Tiene que quedar claro que lo más importante de todo es elegir una opción y no quedarse ajeno al S.I.D.A. Ya que esta es la conducta mas riesgosa que podemos tomar.

 Por  el Dr. Vicente Solari